165 años de la llegada de las hermanas de la Providencia a Chile

165 años de la llegada de las hermanas de la Providencia a Chile

Con alegría se vivió el aniversario 165 de la Congregación de las Hermanas de la Providencia en Chile.

El 17 de junio de 1853  Madre Bernarda, Madre Victoria Larocque, Sor Amable Dorión, Sor María del Sagrado Corazón Bérard y Sor Dionisia Benjamín Worwoth llegaron al puerto de Valparaíso, después de un fatigoso y, aparentemente, poco fecundo viaje entre Canadá y Oregón.  Sin ni imaginar que los planes de Dios era que fueran una presencia amorosa de la Providencia en esta parte del mundo.

La Eucaristía de Acción de Gracias, para agradecer esto 165 años, se realizó sábado 16 en el Templo Votivo de Maipú a las 11 horas. La celebración fue organizada por el Comité de Laicos Pro Beatificación de Madre Bernarda Morín.

Entre los invitados estuvo la Superiora Provincial, Hna María Antonieta Trimpay, las religiosas del Consejo Provincial, Hermanas que animan las comunidades de misión y también las Hermanas de mayor edad de la Provincia. Además asistieron sacerdotes que acompañan a las comunidades, seminarista, acólitos, los directores  de los Colegios y obras de la Congregación en Chile.

En esta celebración participaron representantes de todas las obras, comunidades y Colegios de la Congregación en Chile. Posterior a la Eucaristía se invitó a los asistentes a compartir un chocolate caliente y un trozo de torta.

Preparación de la Celebración

Profesores, apoderados, alumnos y directivos del Colegio de la Providencia Carmela Larraín de Infante de Maipú prepararon con antelación y preocupación para  acoger a las delegaciones visitantes.

Se destaca y agradece a todas las comisiones que se comprometieron en la preparación y desarrollo de la celebración. Al equipo de Pastoral y a los Asociados Providencia que desde la madrugada del sábado recibieron a las delegaciones con un reponedor desayuno. Al equipo que hizo la decoración y ambientación del salón de recepción. Al equipo que se encargó de la recepción y traslado de las tortas.

También se agradece a los delegados de pastoral apoderados junto a EME y EPE  que tuvieron la misión de preparar el chocolate caliente. Gracias al equipo del PIE y de Apoyo al Estudiantes que con generosidad repartieron las tortas a los invitados. Gracias al equipo que se preocupó de acomodar a las delegaciones al interior del Tempo. Gracias al equipo que fue responsable en la logística de recursos. Gracias al equipo que invito y recibió a las delegaciones. Y Gracias al equipo que con carteles guío al Templo a las delegaciones visitantes.

Share this post