San José 621, Maipú, Santiago, Chile.

Fundación Carmela Larraín de Infante.

Colegio de la Providencia Carmela Larraín de Infante

secretaria@colegio-providencia-maipu.cl

(+56) 22 531 4157

San José 621, Maipú, Santiago, Chile

08:00 - 17:30 hrs.

Lunes a Viernes

Colegio de la Providencia Carmela Larraín de Infante

(+56) 22 531 4157

providenciamaipu@colegio-providencia-maipu.cl

San José 621, Maipú, Santiago, Chile

08:00 - 19:00 hrs.

Lunes a Viernes

Gracias a toda nuestra Comunidad logramos ayudar a más de cincuenta familias

La pandemia que ha azotado a nuestro país ha generado una gran cantidad de inconvenientes, entre ellos la cesantía y  la imposibilidad de trabajar de muchas familias.

Es por eso que nuestra institución educativa, liderada por el Equipo de Pastoral, inició en el mes de junio una Campaña Solidaria de acopio de alimentos y útiles de aseo, la cual fue difundida en todas las redes sociales de la Comunidad, a través de afiches, correos electrónicos y videos motivadores.

Con ayuda de estudiantes, directivas de curso, apoderados y funcionarios, se logró reunir diversos productos de primera necesidad, los cuales fueron recepcionados en las dependencias del colegio, para luego ser organizados y agrupados en más de 50 cajas familiares.

La ardua tarea de desinfección y agrupación de los artículos fue realizada por Delegados de Pastoral de los apoderados, representantes del Centro General de Padres y Apoderados, Directivos y funcionarios del colegio, quienes de manera voluntaria llegaron al establecimiento y, siguiendo todos los protocolos de seguridad e higiene,  procedieron al armado de las cajas de ayuda.

Las familias beneficiadas fueron determinadas gracias a la información que cada profesor jefe logró recopilar sobre la situación financiera y laboral de sus respectivos cursos, además de apoderados que se acercaron al establecimiento solicitando ayuda dada su difícil situación.

Finalmente, las cajas de ayuda fueron entregadas la última semana de junio, en los domicilios de las respectivas familias, gracias a la ayuda voluntaria de dos apoderados del colegio, quienes se ofrecieron para realizar dicha tarea.

 

Comments are closed.